Bajísimo porcentaje de ocupación hotelera en los destinos turísticos este fin de semana largo

En El Trapiche sólo se ocupó el 10% de los hospedajes habilitados bajo protocolos COVID, mismo porcentaje que en El Potrero de los Funes. En Villa de Merlo en cambio, el número fue mucho menor.

Tras idas y vueltas de habilitación y prohibición del turismo interno en la Provincia, el jueves pasado -y a pocas horas de comenzar el fin de semana largo- el comité de crisis provincial autorizó nuevamente a los complejos de cabañas y hoteles a trabajar.

Santiago Trobo, el secretario de Gestión de Calidad y Productos Turísticos, informó a La Posta que la ocupación hotelera fue de 2,3%, sobre 853 camas de 153 complejos habilitados bajo los protocolos sanitarios.

Por otro lado, de acuerdo a lo informado por Trobo, desde la oficina sanitaria ubicada en el ingreso de Merlo relevaron el ingreso de turistas: el sábado entraron a la Villa 52 autos sólo «a pasar el día» y el domingo 75.

Coincidentemente con el resto de los destinos turísticos, el movimiento mayor de visitantes y transeúntes locales fue notorio en bares, restaurantes y sitios donde se realizaban eventos.

Desde la Oficina Municipal de Turismo de El Trapiche informaron a este medio que la ocupación de alojamientos fue del 10%; mismo porcentaje que en Potrero de los Funes, de acuerdo a lo informado en este caso por el presidente de la Cámara de Turismo, Comercio y Afines, Carlos Lucero.

En los pueblos turísticos más cercanos a la capital de San Luis fue importante el movimiento diario de visitantes que optaron por pasar el día al aire libre y disfrutar de la gastronomía del lugar.

Noticia relacionada:

La incertidumbre del sector turístico