Crece la inseguridad en el interior provincial

El fin de semana desvalijaron una vivienda en Potrero de los Funes que se suma a otros hechos que se registraron durante la semana pasada. En tanto ayer lunes en El Trapiche, vecinos marcharon pidiendo seguridad.

De acuerdo a lo consignado por el portal El Chorrillero, este domingo entre las 19 y 22 horas en el barrio 10 Viviendas de Potrero de Los Funes. Los delincuentes rompieron la puerta y reja del patio e ingresaron al interior de la casa. Dieron vuelta todo y escaparon con un televisor, equipo de música, ahorros de la dueña de la vivienda y otras pertenencias.

Hace unos días se registró un robo similar en la misma cuadra. La semana pasada en el barrio 15 Viviendas otra vecina fue víctima de un hecho de inseguridad y en el acceso A1, malvivientes ingresaron a un kiosco y se llevaron mercadería.

Por otro lado, ayer en El Trapiche, un grupo de vecinos marchó para pedir seguridad. Denuncian que cada siete días se produce un nuevo caso de inseguridad.

No es el primer reclamo que hacen en este pueblo, hace pocas semanas atrás se reunieron en la comisaría local para plantearle la situación a las autoridades provinciales en materia de Seguridad.

“Somos todas familias, comerciantes y es hora que nos hagamos escuchar, que llegue a los oídos del gobernador (Alberto Rodríguez Saá), porque el ministro (Luciano Anastasi) no da la cara, no fue capaz de contestarnos. Hace un mes hicimos una marcha y nuevamente estamos acá. Seguiremos protestando y, si tenemos que marchar a la ciudad, lo haremos”, subrayó un vecino, en declaraciones a El Chorrillero.

Marcela, también residente, explicó que cada vez son más los damnificados: “Sabemos dónde están viviendo los ladrones. Sabemos quiénes son, ellos están sueltos. Quiero pedirle al ministro de Seguridad que nos escuche, que los fiscales nos escuchen también, que nos defiendan o le cedan el lugar a otra persona”.

Otra vecina explicó que, ante el crecimiento de la localidad, necesitan más presencia de efectivos policiales como en La Florida, Río Grande o en Los Saltos.