Este lunes se registraron 94 casos de coronavirus en San Luis

El Comité de Crisis confirmó además un brote en el edificio del Servicio Penitenciario, ubicado en San Luis capital.

Desde su domicilio, donde se encuentra aislado, el gobernador Alberto Rodríguez Saá informó, este lunes por la noche, que sobre 797 muestras sospechosas analizadas en las últimas horas por el Laboratorio “Dalmiro Pérez Laborda”, 94 resultaron positivas para COVID-19, de las cuales “33 corresponden a la ciudad de San Luis, 21 a Villa Mercedes, 16 a Tilisarao, 11 a la Villa de Merlo, 7 a Justo Daract, 3 a Quines, 1 a Villa Larca, 1 a La Punta y 1 a Candelaria. Todos estos pacientes se encuentran aislados y en evaluación sanitaria”.

El primer mandatario provincial agregó: “Con mucho dolor comunicamos el fallecimiento de dos personas, una de ellas oriunda de Naschel y que se hallaba internada en el Hospital ‘Madre Catalina Rodríguez’ de Merlo, y la otra que se hallaba en el Hospital San Luis, proveniente de Tilisarao, con múltiples factores de riesgo a raíz de patologías de base. A la fecha, 12 pacientes permanecen en terapia intensiva, 8 de los cuales presentan estado crítico, con asistencia respiratoria mecánica”.

Rodríguez Saá acotó que desde el inicio de la pandemia, “la provincia ha registrado 1.673 casos positivos de coronavirus, mientras que actualmente hay 994 activos, 656 recuperados y dados de alta y 23 fallecidos”.

Brote en la penitenciaría capitalina

La presidenta del Comité de Crisis, María José Zanglá, informó que “se ha registrado un brote de COVID-19 en el Servicio Penitenciario de San Luis capital, puntualmente en el área de la cocina; esto afecta a 12 reclusos y 4 agentes penitenciarios que han sido diagnosticados como casos positivos. Solo uno de los internos se encuentra internado en el Hospital San Luis con cuadro moderado”.

Zanglá agregó que de estos pacientes, “los contactos estrechos remiten a 30 personas, que están aisladas y ya fueron hisopadas, ahora esperan el resultado de los correspondientes análisis”, y remarcó que el sector donde se registraron los casos “está aislado de los pabellones”.