Juancho, el asistente canino de los tribunales de Santa Rosa

Desde el año 2013, este tierno perrito eligió al Juzgado Multifuero como su hogar, y a la familia judicial como su familia.

Aunque no ha sido adiestrado, su actitud de servicio y su percepción intuitiva para conectar con los estados de ánimo de la gente, lo han convertido en un valioso colaborador dentro de la institución.

En el verano del 2013, un nuevo integrante se sumó a la familia judicial del Juzgado Multifuero de Santa Rosa del Conlara.

Apareció un día de lluvia, todo mojado, flaquito, y decidió buscar refugio en el edificio “Dr. Tomás Jofré”, ubicado sobre la Autopista de Los Comechingones en el noreste de la provincia de San Luis.

Nadie sabe de dónde vino ni cómo llegó hasta ahí, pero había llegado para quedarse.

Se trata de “Juancho”, un adorable perrito que con su ternura se ganó el cariño de todos.

Llegó siendo cachorro: tenía aproximadamente un año de edad cuando sus patitas mojadas pisaron por primera vez el edificio.

A medida que fue creciendo, comenzó a mostrar una innata actitud de acompañamiento y, aunque no es un perro adiestrado, puede percibir de manera intuitiva los estados de ánimo de la gente, ofreciendo su “pata amiga” para ayudar a aliviar tensiones, estados de ansiedad y de angustia.

Esa cualidad natural lo ha llevado a convertirse en un valioso colaborador dentro de la institución y a ser postulado como un “facilitador terapéutico”, en reconocimiento a la noble labor que efectúa a diario.

La iniciativa fue encabezada por la Psicóloga Forense del Juzgado Multifuero, Ivana Bustos.

Ella considera a “Juancho” como su compañero de trabajo, ya que la asiste en muchas de las entrevistas que realiza, sobre todo cuando los protagonistas son niños, niñas o adolescentes.

“El pedido al Superior Tribunal de institucionalizar el cuidado y la función de Juancho como perro de apoyo terapéutico judicial, surge de lo observado a lo largo de los años, siendo testigo de sus habilidades de acompañamiento.

Personalmente he visto cómo puede percibir el estado afectivo de los niños, jugando con ellos o haciéndoles compañía en el pasillo de espera; o si se encuentran ansiosos o angustiados, Juancho ingresa a mi oficina permaneciendo a su lado. También es frecuente observar que no dejan de acariciarlo durante las entrevistas, ya que se trata de una manera de exteriorizar el estrés que esto les supone”, relató la psicóloga. 

En la misma línea, afirmó que en distintos países del mundo existe la figura del perro de apoyo terapéutico judicial. Y mencionó el caso de “Titán”, el primer can de Argentina adiestrado para prestar terapia de asistencia en la justicia, más específicamente, en el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Nuestro ideal de sociedad sería que los niños no tengan que transitar por esta institución. Pero la realidad es otra. Los niños vienen con sus historias, con sus sufrimientos, y nuestra función desde la justicia es amparar y proteger esa infancia. Y qué mejor que traer este acompañamiento por parte de una mascota, que es algo del mundo conocido, porque el mundo del juzgado no es un mundo conocido para un niño. Entonces que una mascota, que es un poquito de su mundo, lo acompañe a todo lo que es este proceso de evaluación, de entrevistas y a veces de declaración de situaciones de mucho sufrimiento, para mí es una herramienta fundamental (…)”, destacó la especialista.

La propuesta de institucionalización de “Juancho” tuvo numerosas adhesiones. Entre ellas la de la Defensora de Niñez y Adolescencia, María Monserrath Bocca, quien aseguró que la labor de Juancho en tribunales es loable y debe ser reconocida.

Dijo que la presencia de Juancho durante las audiencias permite que su desarrollo sea más distendido, y que incluso los pequeños y las pequeñas toman esa experiencia como un juego: “Juancho permite que ellos se sientan en un ambiente mucho más confortable, cómodo, hasta por momentos se olvidan que están en un juzgado; nos cuentan sobre sus propias mascotas, y hasta a veces nos dicen: ‘¿Cuándo podemos volver a venir a jugar?’.

Él ha encontrado su misión en el mundo creo. Y nosotros estamos agradecidos por eso. Esta labor silenciosa que hace Juancho es extraordinaria, y nos ayuda un montón. Tiene un servicio hacia la ciudadanía que es destacable“, expresó la funcionaria.

Las muestras de apoyo a Juancho fueron muchas. Algunas de ellas se incluyeron en el siguiente video donde integrantes del Juzgado Multifuero dan su testimonio, movidos por el cariño y la firme convicción de hacer oficial la tarea de este fiel servidor que desde hace 7 años acompaña a la familia judicial de Santa Rosa.

Fuente: Periódico Judicial