La Carolina: Un pintoresco pueblo turístico que sorprende

Por su ubicación geográfica, su historia y su oferta turística, La Carolina es una localidad que atrapa a propios y extraños. En este artículo describimos algunos de sus múltiples atractivos; cómo llegar, qué hacer, dónde comer y donde dormir.

Ubicado a 80 Km al Norte de la Ciudad de San Luis, sobre la base del Cerro Tomolasta, a 1.600 metros de altitud sobre el nivel del mar, La Carolina cuenta con un clima de aire freso y puro, rodeado de hermosos arroyos y añosa arboleda. El pueblo tiene alrededor de 300 habitantes y fue creciendo arquitectónicamente al compas de su ancestral aspecto colonial.

Llegar a La Carolina, desde cualquier punto cardinal, ya es un paseo en si mismo por sus paisajes. La privilegiada y particular geografía, la flora y fauna de la zona, hacen que llegar al pequeño y pintoresco poblado sea un recorrido sorprendente.

Hoy La Carolina cuenta con una variada oferta hotelera, gastronómica y de actividades para todos los gustos.

La semana pasada, La Posta visitó la localidad. Oscar nos recibió en la oficina de turismo municipal:

Para llegar a La Carolina y conocer en detalle todos sus alrededores, recomendamos viajar asistido por la aplicación para celulares que ofrece la municipalidad. Se sugiere descargar la misma antes de viajar, ya que en el camino no hay buena señal y la misma se puede utilizar sin estar conectados a internet.

Esta app nos guía durante en el viaje desde El Trapiche hasta La Carolina y luego más al norte del pueblo, recorrido sitios paisajísticos, históricos y culturales mediante cartelería y audios en los que detallan la flora y fauna, los accidentes geográficos, su historia y muchas otras cosas más.

Una vez descargada la app, solo hay que reproducir el audio que corresponde con la señalización vial y, apretando el ícono de “detalles”, o “mapa” recorrer las imágenes y los textos que acompañan los audios.

El pueblo está organizado en unas pocas cuadras y es recomendable conocerlo a pie para no perderse ningún rincón. Hay abundante cartelería informativa que detalla la historia del lugar que nos remonta a sus comienzos, a fines del año 1.700; a la explotación del oro, a sus pirqueros y a toda la magia que encierra su geografía, enmarcada por exuberantes cerros serpenteados por ríos y vertientes.

La Carolina sorprende a propios y extraños y durante nuestra última visita conocimos algunos de sus tesoros mejor guardados. Por caso, en un viejo galpón que antaño era utilizado para la explotación minera del preciado oro, y donde hoy funciona una cervecería: «Oveja Negra». Daniel, uno de sus dueños, nos contó un poco de su historia y nos guio por un túnel escondido entre el cerro y la vegetación, por donde en el siglo pasado viajaba el mineral desde las cavernas donde se extraía.

Más información: https://lacarolinasanluis.com.ar/

Noticias relacionadas:

Con fondos de Nación ejecutarán obras en La Carolina y en Merlo

Concluyó el Concurso Pintó el Otoño

La Carolina ya cuenta con una cancha de fútbol con césped sintético

Ivan de Pineda filmó imágenes de San Luis para su programa de viajes

La Carolina: Se inauguraron obras bajo el programa “Promover Turismo Federal y Sostenible”