Nogolí: Explicaron por qué la semana pasada el agua potable salió turbia y con mal olor

Luego de algunos días de gestionar una entrevista con el intendente comisionado, Ramón Funes, finalmente accedió a dialogar con este medio para detallarle a la población los trabajos realizados la semana pasada en la planta potabilizadora y explicar por qué el agua salió turbia y con olor durante esos días.

“Los proceso de la limpieza de las piletas (de la Planta) están programadas, por ahí debimos limpiarlas el mes anterior”, reconoció y advirtió que ya no se podía postergar más. “Si o si se tenía que hacer la limpieza de la planta”.

Por otro lado comentó que las cañerías -a través del purgado de las puntas de red del pueblo- las realizarán cada 15 días

El problema del agua sucia que llegó a los domicilios mientras realizaban trabajos en la Planta fue un error humano. Vale destacar que los trabajos coincidieron con la última tormenta de lluvia: “Con la crecida del río y el dique, era tanta el agua que ingresaba y la demanda que los chicos (empleados) limpiaban los filtros y en el apuro no se dieron cuenta que debían haber cerrado la llave que lleva el agua a la red y por ahí se escapó un poco de agua sucia (del proceso de limpieza).

”La planta llevó varios días de limpieza y comenzó a mediados de la semana pasada pero al encontrarse con algunos inconvenientes inesperados que debieron solucionar, el plazo de trabajo se alargó. “Ya están las piletas de arriba limpias, falta una pileta de abajo pero ya la planta está en funcionamiento”.

Por otro lado aclaró que no sólo hubo errores de parte del Municipio: “En los módulos también hubo errores cuando fabricaron la planta, había costras sueltas de pintura, se descascaró. Hubo que arreglar eso también; limpiar, pasar antioxido y pintarla nuevamente”.

Asimismo también agradeció la colaboración permanente del Ing. Fernándo Yanzón, del Ministerio de Infraestructura Hídrica, que los asesora permanentemente.Según el jefe comunal, el lunes ya debería normalizarse el suministro y salir sin olor. Explicó además que mañana volverán a purgar el sistema y ya debería irse también el mal olor que tuvo después de la turbidez que se filtró por las cañerías.

El costo de mantener la planta es muy alto y se abona al precio de dólar (aproximadamente $900.000 mensuales) y es muy alto por lo que el intendente entiende que el próximo paso es trabajar sobre la concientización de la población para evitar el derroche e identificar las conexiones clandestinas.

“Vamos a trabajar para que la planta funcione como tiene que funcionar. Una vez que funcione bien el proceso del agua potable empezaremos a contralar el gasto de la población con el rigor que corresponda. Si nosotros logramos mejorar la calidad del agua, mantener el sistema como corresponde, también hay que cobrarla como corresponde”, enfatizó.La nueva planta de agua construida por el Gobierno de la Provincia fue inaugurada a fines de octubre del año pasado y entregada a la Municipalidad, quien debe encargarse de potabilizar el agua cruda que le provee el estado provincial.

Esta planta busca mejorar la calidad del recurso vital, debido a que el embalse de Nogolí presenta una acumulación de algas, que en épocas de calor presenta un color blanco verdoso y un intenso olor producto de la liberación de toxinas de las mismas.

Por tal motivo, se construyeron dos módulos de potabilización con un proceso moderno denominado flotación. Fue diseñada para abastecer a la población actual y futura de la localidad.

En concreto, la nueva planta permitiría abastecer de agua potable de calidad a 6000 habitantes sin embargo, el problema es que el consumo desmedido es tal que se hace difícil brindar un buen servicio por lo que el desafío de las gestiones municipales es evitar el derroche del líquido vital por parte de la población.