Solange Aguilar es la primer mujer, vecina de La Calera, empleada en tareas operativas para la empresa Cementos Avellaneda

No debería llamarnos la atención pero aun hoy, a muchos nos sorprende ver a una mujer usando una amoladora, una soldadora u otras tantas herramientas que comúnmente utilizan los hombres. Por suerte los tiempos cambian y empresas como la cementera de La Calera y otras tantas que tercerizan trabajos para ella, no tienen esos pruritos a la hora de incorporar personal idóneo para cada puesto, sin importar su género.

Si bien en la empresa Cementos Avellaneda ya hace un tiempo trabajan mujeres en distintas áreas como expedición, compras, cantera, administración, gestión y hasta en seguridad, Solange es la primera en realizar allí tareas netamente «operativas».

Este martes, mediante una entrevista telefónica con La Posta, Leandro Faienzo, el Gerente General de Cementos Avellaneda, planta San Luis, y Solange, contaron cómo fue su incorporación a la fabrica, cuál es su tarea y cómo la recibieron sus compañeros de trabajo.

(Guillermo Abaca, Jefe de RRHH, Solange Aguilera y Leandro Faienzo, Gerente Cementos Avellaneda)

En primer lugar, Faienzo aclaró: «En Cementos Avellaneda, acá en la planta, ya hace tiempo que hay mujeres desempeñándose en distintos sectores y con el pasar del tiempo ese número fue aumentando», sin embargo, destacó que en tareas «netamente operativas» Solange es la primera.

Posteriormente el gerente detalló cómo llegó Solange a incorporarse a la planta. Leandro explicó que a partir del año 2017, en el marco del Programa Responsabilidad Social Empresarial, la compañía Cementos Avellaneda «inicia haciendo intercambios con capacitaciones y formación para los chicos que están estudiando en la Escuela Secundaria de La Calera, en las cuales los alumnos participan de cursos y capacitaciones netamente técnicas (hidráulica, neumática, soldadura, etc).»

Según detalló Faienzo, Solange inició las capacitaciones en el año 2019 y aunque hubo un parate por la pandemia, las mismas se retomaron el año pasado. Una vez que la joven estuvo lista para trabajar, fue contratada por la empresa Bustos, a su vez contratista de Cementos Avellaneda.

En dialogo con la flamante operaria (ingresó a la planta a comienzos del mes de agosto) pudimos saber cómo la recibieron sus compañeros de sector: «A principio pensé que me iba a sentir incomoda entre tantos hombres pero la verdad es que todos, desde mis compañeros y todos los de planta me han recibido muy bien. Yo me siento muy cómoda y poco a poco aprendiendo un poco de todo».

Solange tiene 20 años, trabaja de lunes a viernes 8:00 a 17:00, por el momento como ayudante pero sueña avanzar en la empresa y aprender nuevas tareas. Asimismo destacó que soldar es lo que más le gusta.

Dirigiéndose a otras mujeres, Solange les aconsejó que se animen: «Son oportunidades que que se están dando de apoco y que aprovechemos las oportunidades que se nos de y que podamos demostrar que podemos, tanto hombres como mujeres». Y ante la pregunta sobre cómo se ve en el futuro dentro de la empresa, Solange respondió: «lo mas lejos que se pueda, no hay límites, todo lo que pueda aprender me encantaría, desde manejar una llave hasta un vehículo, lo que sea. No hay ningún límite para aprender así que ojalá pueda llegar muy lejos».

Escuchá la entrevista completa:

(Faienzo y Aguilar durante la entrevista con La Posta)
(Solange soldando)

A continuación, imágenes de las capacitaciones que brinda la empresa Cementos Avellaneda en la Escuela N°7 de La Calera, Geólogo Ramón Guiñazú:

(Alumnos con Gabriel Núñez (Área Recursos Humanos), encargado de formación y capacitación.)