Villa de la Quebrada: La mujer hospitalizadada por la mordida de una yarará se recuperó y contó su experiencia

A Mikaela Quatrocchi la mordió una serpiente venenosa, fue hospitalizada en grave estado pero pudo recuperarse y contar la experiencia. Además, una médico veterinaria nos detalló recomendaciones tales como reconocer a las distintas serpientes y evitar su mordedura, entre otros tips. También explicó qué hacer si una víbora muerde a otro animal doméstico y/o mascotas pequeñas.

El accidente ocurrió en el establecimiento rural familiar donde vive y trabaja, que está ubicado a 4 kilómetros al norte de Villa de la Quebrada, a comienzos de este mes, precisamente el 6 de diciembre por la mañana.

La mujer de 30 años intentó atrapar una víbora yarará que encontró en el patio de su casa, sin saber el peligro que corría, con el fin de trasladarla campo adentro, un lugar más adecuado a su hábitat.

Mikaela estaba acompañada por un empleado rural que vio la situación, mató a la serpiente y asistió a la joven que tras ser mordida sintió los efectos del veneno (taquicardia y cosquilleo por todo el cuerpo) y se desmayó.

El padre de Mikaela viajó desde Potrero de los Funes a Villa de la Quebrada a buscar a su hija para trasladarla hasta el hospital de San Luis. En el camino fue escoltado por un móvil policial, dada la velocidad en la que viajaban para llegar a tiempo al nosocomio. Allí fue internada en terapia intensiva donde le suministraron el suero antiofídico y otros tratamientos que le salvaron la vida.

«A mi no me gusta matar a los animales; también un poco de ignorancia, de falta de información«, reconoció Mikaela al relatar su experiencia, quien recomienda no manipular estos animales sin saber cómo hacerlo pero tampoco matarlos porque sí ya que cumplen una función en el ecosistema.

Escuchá la entrevista con Mikaela Quatrocchi:

Así fue la evolución de la herida que la yarará produjo en el lugar de la mordida:

En contacto con La Posta, la Dra. Sonia Liesegang, médico veterinaria Sucomisario pertenecientes al DEPARTAMENTO BRIGADAS ESPECIALES de la Policía de San Luis, compartió algunas recomendaciones para reconocer a las distintas serpientes, evitar su mordedura, entre otros tips. Además explicó que hacer si una víbora muerde a otro animal doméstico y/o mascotas pequeñas.

Coincidentemente con Mikaela, la Dra. Liesegang busca transmitir que las serpientes son necesarias en el ecosistemas y que hay que evitar matarlas: «las serpientes, sea venenosa o no, siempre va a tratar de huir entonces siempre tenemos que tratar de manipularla lo menos posible y hacer ruido para huya y no matarla porque si», enfatizó la médico veterinaria.

«La mayoría de serpientes, tanto las venenosas como las que no los son, tienen como presas a los micromamíferos: ratas, ratones, topos, etc. De esta manera, controlan la proliferación de estas especies y ayudan a que estos roedores no afecten a las cosechas. A la vez, las serpientes sirven de alimento para aves rapaces y otros depedradores como felinos, papaches, jabalís, entre otros. Así contribuyen a un equilibrio ecológico ya que son tanto depredadores como presas», detalla la profesional.

¿Qué hacemos cuando vemos una serpiente?

-Intentamos determinar si es peligrosa o no.
-Evitamos interaccionar con ella a menos que sea estrictamente necesario (ej. Adentro de una vivienda).
-Si es estrictamente indispensable capturarla, debemos tener los elementos y entrenamiento adecuado (ganchos, recipientes).
-De no ser así llamamos a alguien que los tenga.
-Señalizamos el lugar advirtiendo de la presencia de una serpiente.
-Si se la captura se deja en lugar seguro, sin personas y señalizada.

¿Es posible Prevenir un accidente?

Con relación al medio ambiente y la vivienda

-Mantener las áreas libres de malezas alrededor de las viviendas, vías férreas, caminos, zonas de desembarco, etc.
-Inspección cotidiana de viviendas, botas, rincones, lugares oscuros, depósitos, gallineros, chiqueros, cajones, sobre todo luego de lluvias e inundaciones.
-Realizar un buen manejo de la basura (Reciclarla, enterrar lo orgánico) para no brindar alimento a roedores que pueden atraer a víboras venenosas.
-Evitar la acumulación de escombros, leña, maderas, etc. que brindan refugio a los roedores y a las serpientes.
-Controlar a los roedores.
-Extremar las precauciones los días de temperatura alta y elevada humedad, lluvias, inundaciones, incendios, desmontes, llenado de represas
-Limpiar correctamente los sitios de acampe, y no dormir a la intemperie sobre el suelo en ambientes naturales.
-En casas rurales colocar en la puerta una barrera de chapa o madera de 50 cm de alto, previene el ingreso de ofidios a la vivienda.
-Inspeccionar el ambiente al que se ingresa (vivienda, carpas), luego de dejarlo deshabitado.

Serpientes de Argentina

En Argentina de un total de 137 especies, sólo 19 (10 yararás, 1 Cascabel y 8 Corales) son muy peligrosas para el hombre y otras 35 especies son potencialmente peligrosas -con glándula de veneno y un diente posterior modificado para la inyección del mismo-, de las que no existe información al respecto.  Pueden vivir en distintos tipos de hábitat, incluyendo las especies adaptadas a vivir en el agua o bajo tierra. Entre las especies de serpientes venenosas que se suelen ver en la provincia de San Luis, principalmente yararás, y también cascabel y coral.

Ataque de serpientes a mascotas

La Dra. Liesegang explicó que si una serpiente venenosa muerde a una mascota, no se le debe hacer torniquete, llevarlo al veterinario dentro de las primeras 4 horas de producido el accidente, tratar de mantenerlo quieto, que no camine y en lo posible fotografiar o identificar a la víbora para poder aplicar el suero especifico.

Por otra parte informó que los animales pequeños son más susceptibles a quedar con secuelas tras una mordedura, principalmente puede dañar el riñón y dejar, entre otras secuelas, insuficiencia renal.

folleto-identificacion-serpientes-venenosas