Villa de la Quebrada: Los quesos y quesillos de Elvira son únicos

Elvira Margarita Pérez es maestra quesera y produce quesos y quesillos, que ya son populares en Villa de la Quebrada y alrededores. Su dedicación y amor por lo que elabora hacen que el resultado sea una exquisitez.

En ella y en otras maestras queseras locales se inspiró la creación del Festival del Queso y el Quesillo Puntano que el 4 de febrero tendrá su tercer edición en el el camping municipal.

Con una cordialidad que abraza y una cálida sonrisa, esta maestra quesera nos recibe en su casa y nos cuenta de su trabajo. “Yo hago quesos, quesillos, dulces caseros, mermelada de durazno, arrope de chañar y de higo. Desde los 18 años que vengo haciendo estos productos. Mi madre nos enseñó a hacer estas cosas. Antes vivíamos en Nogolí y allí empezamos a trabajar vendiendo dulces, quesos”, cuenta Elvira.

Sus productos no solo se venden en Villa de la Quebrada, en su negocio tradicional que se encuentra frente a la rotonda de ingreso al pueblo, sino que también son muy solicitados en los alrededores, como La Punta, Nogolí, Los Molles, etc.

Para hacer sus tan famosos quesos y quesillos, Elvira trabaja con productores locales, quienes les traen la leche tanto de vaca como de cabra, para comenzar con el proceso de producción.“Una vez que me traen la leche con un fermento que tengo la corto, esto tarda varios minutos, y cuando se pone espeso empiezo a moverlo con las manos y así sale el suero”, cuenta la productora y agrega: “Allí, queda la cuajada, luego se amasa, le pongo la salmuera bien caliente, lo amaso bien y lo aprenso varias horas, unas cuatro o más”.

En cuanto a la elaboración del quesillo, el proceso cambia en algunos aspectos, ya que lleva un trabajo que requiere más de lo manual por lo que deben estirarse uno a uno y luego de quitarles todo el suero; posteriormente, agregarle la sal correspondiente y colgarlos para que queden listos después de varias horas.

Con la proximidad del Festival del Queso y del Quesillo, a principios de febrero en Villa de la Quebrada, la maestra quesera ya se prepara para elaborar sus productos que, por el amor con el que los hace, eso se traslada a su sabor, y por consecuencia a muchas ventas.

ANSL