Villa Mercedes: Renuncias e interpelaciones por la canera municipal

La gestión de Maximiliano Frontera está siendo investigada por situaciones y actos sumamente irregulares en la canera municipal, por todo esto ya hubo dos renuncias en el área de Medio Ambiente.

Gerardo Martín y Joaquín Flores, integrantes de la Secretaria de Medio Ambiente del Municipio, renunciaron este fin de semana tras las denunciadas por el cuerpo auditor en las rendiciones de gastos del llamado Refugio de Contención Animal que dirige Soledad Martínez.

Por estas denuncias el bloque opositor San Luis Unidos trató de interpelar la semana pasada a la secretaria de Medio Ambiente, Karina Maranguello, pero gracias al bloque K que no se presentó la sesión fue declarada desierta.

En la sesión de ayer, el bloque opositor conjunto a la UCR y Todos Unidos, lograron aprobar el proyecto de interpelación, al perder la votación el bloque K se retiró del recinto. “Claramente estamos exigiendo una rendición de cuentas, y pareciera que está molestando al oficialismo, no quieren rendirlas indudablemente. Muchos pedidos de información que hemos realizado tienen como destino el cajón. No es propiedad de ningún partido o dirigente los informes porque pertenecen a la sociedad” sostuvo “Pipo” Rossi concejal de la UCR.

El Contralor denunció que falta documentación que acredite la utilización de $ 6.030.600.- y señaló como presuntos responsables a la actual Secretaria Maranguello, a su antecesor Gerardo Martín, a la responsable del Refugio de Contención Animal, Soledad Martínez y al recientemente renunciado subsecretario Joaquín Flores.

La titular del cuerpo, Flavia Coria, luego de dos horas de sesión, consideró válido el planteo opositor sobre la prevalencia de la Carta Orgánica y dio por aprobada la interpelación, que consistirá en una serie de preguntas para que la funcionaria de Frontera rinda cuentas sobre las denuncias formuladas por el Tribunal de Contralor, que integran Silvia Palacios y Ricardo Bazla y también por los concejales.

¿División en el PJ?

Inmediatamente la presidenta provisional del concejo dio por aprobada la interpelación, el bloque oficialista se retiró del recinto, aunque Flavia Coria continuó en su sillón, de modo que su presencia garantizó el quorum necesario para que la sesión siguiera su curso, lo cual generó el enojo de sus pares kirchneristas. También llamó la atención la continuidad en su banca de la concejal Virginia Lucero, hermana de la diputada Anabella Lucero. Coria y Lucero forman parte de líneas internas enfrentadas a Frontera en el justicialismo de Villa Mercedes. 

Fuente: La Noticia en San Luis